Retomo cómo sigue el viaje de Tienda de CVs este mes. Les había contado que quería llegar a 1.000 currículums rediseñados y del trabajo para convertir a los insertados en el servicio en clientes. Hoy quiero hablarles de la motivación para seguir, tanto en un emprendimiento como en la búsqueda de trabajo.

Todos los procesos llevan su tiempo, y cuando se transita este recorrido es habitual perder la energía inicial o sentirse desanimado. Si bien es completamente normal y puede desacelerar nuestro empuje, es un momento ideal para recomponerse y seguir.

¿Por qué pasa?

  • Expectativas irreales.

Si me mentalicé que en un mes voy a conseguir un trabajo cerca de casa, con un sueldo generoso, beneficios, desafiante y en una empresa que siempre quise, es probable que pasado ese mes me encuentre tarareando las canciones más tristes del 2017. Tal vez comiendo helado y con la ropa más rotosa que encontré en el placard.

Lo mismo para emprender. El primer año es pura inversión, creación del proyecto, dar a conocer la idea y de a poco presentarse a clientes. No vamos a convertirnos en el próximo Apple Inc.

  • Ansiedad.

A la hora de desarrollar una empresa por tu cuenta o encontrar tu próximo trabajo, la paciencia es un gran aliado. No vamos a poder controlar todo lo que sucede alrededor y eso genera mucha negatividad. ¡Calma! Vas a tener una etapa de activar y moverte, pero después hay que confiar en que diste todo de tu lado para que tu objetivo pueda crecer.

Caso contrario vas a ser de esos que ahogan por exceso. Los que se entusiasman con las plantas y las inundan, o ese amigo, pareja o familiar que agota a todos los que se le acercan.

  • Aire viciado

Para cerrar, me quedo con una simplificación que puede servir de ejemplo. Si estás mucho tiempo haciendo algo, aislado y enfocado, hay que saber cuándo cambiar de aire. Abrir las ventanas, salir del lugar y, en definitiva, hacer algo completamente distinto a lo que venías haciendo.

Ese corte te va a permitir reencontrarte con la motivación y amigarte con tu lado más tranquilo. ¿Hay que trabajar para motivarse? Definitivamente. Tal vez podés dar pequeños pasos para lograr ese proyecto más grande. Incluso ayudar a otros y compartir experiencias. Sumate a algún grupo de búsqueda de trabajo para unir esfuerzos y sentirte acompañado.

Confiá en vos y creá un entorno positivo para seguir en carrera.

Si querés ayuda para mejorar tu currículum, dejá tu mensaje abajo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s